¿Qué freidora encastrable comprar?

La freidora encastrable está diseñada para encajar en un recorte del mostrador, ahorrando espacio en las cocinas comerciales. Al no estar colocada por encima de la encimera, está a la misma altura que ésta, lo que la hace visualmente atractiva en instalaciones con una disposición de cocina abierta. Los puestos de comida, los camiones de comida rápida, los locales de comida para llevar y los restaurantes utilizan las freidoras encastradas para preparar deliciosos aperitivos como patatas fritas, filetes de pollo y palitos de mozzarella.

Qué freidora encastrable comprar

Dependiendo de sus necesidades de pequeñas o grandes cantidades, puedes elegir entre freidoras de una olla o de varias ollas. Las freidoras de varias ollas también tienen controles de temperatura independientes para que puedas cocinar varios alimentos al mismo tiempo a diferentes temperaturas. La mayoría de las freidoras de montaje directo también vienen con una cesta de freír a juego, por lo que puedes montarlas y empezar a utilizarlas de inmediato.

Si estás buscando una freidora encastrada, has llegado al lugar adecuado. En lugar de una freidora de suelo o encimera, una freidora encastrable te ofrece mucho espacio para preparar los alimentos y almacenar otros equipos. También es bueno saber que muchos de estos productos están diseñados pensando en la seguridad y se apagan automáticamente si se sobrecalientan.

Tipos de freidoras empotrables

Una freidora encastrada es imprescindible para cualquier establecimiento que venda comida al público. En nuestra tienda online, hay diferentes tipos de freidoras empotradas, entre las que podemos mencionar está la freidora eléctrica y la freidora de gas.

Las características de ambas freidoras son prácticamente las mismas, ya que realizan la misma función, pero existen algunas diferencias. Además, esta elección depende del uso que le des al aparato.

Freidoras encastradas de gas

Las freidoras de gas son muy utilizadas en el sector de la hostelería y son las más recomendadas. Esto se debe a que ahorran energía en comparación con las freidoras eléctricas. Estas últimas consumen una gran cantidad de electricidad. Ten en cuenta que las freidoras de gas están preparadas para el gas butano, pero también puedes cambiar a gas natural.

Si estás pensando en comprar una freidora de gas, es importante saber que estas freidoras tienen una o más cestas que permiten colocar los alimentos en el aceite caliente mientras se escurre el exceso de aceite que queda.

También hay temporizadores que pueden informarte sobre el tiempo de cocción de los alimentos y avisarte de cuándo debes meterlos o sacarlos.

Freidoras encastradas eléctricas

El tiempo es esencial cuando se trata de preparar y servir la comida. Así que, si quieres utilizarlas para tiempos de cocción cortos, estas freidoras eléctricas son la elección correcta. Otra ventaja es que vienen con un termostato que permite determinar la temperatura del aceite.

Por otro lado, también tienen un precio. Las freidoras eléctricas son más baratas que las de gas, pero hay que tener en cuenta que las eléctricas consumen más energía que las de gas.

El tamaño también es un factor que debes tener en cuenta a la hora de elegir. Si pienssa utilizarlas en un espacio reducido, las freidoras eléctricas son las más recomendables porque ocupan menos espacio que las de gas.

Consejos para utilizar una freidora integrada

Cuando se utiliza una freidora encastrable, es importante mantener el nivel de aceite entre los niveles mínimo y máximo. Utilizar la freidora cuando el nivel de aceite está por debajo del mínimo puede suponer un riesgo de incendio. Las freidoras también suelen estar equipadas con un termostato que indica la temperatura del aceite, que suele tardar un poco más en calentarse, pero se mantiene perfectamente estable. Si no está seguro de la temperatura o el tiempo de cocción de los alimentos, hay algunas recetas comunes preestablecidas que puedes utilizar.

Entradas relacionadas

Deja un comentario