¿Qué debo hacer con el aceite usado de la freidora?

El aceite es un producto que se encuentra en todas las cocinas. Sin embargo, este producto doméstico puede ser muy contaminante después de su uso. Para evitar contaminar el agua y la basura con el aceite usado, puedes seguir algunas pautas. Hoy vamos a contarte lo que puedes hacer con el aceite usado para que no pueda producir contaminación.

Lo primero que hay que saber es que verter el aceite por el desagüe no es lo más conveniente. Esto puede causar problemas de salud, contaminación y un impacto negativo en el medio ambiente.

¿Qué debo hacer con el aceite usado de la freidora?

¿Qué se puede hacer con el aceite de freidora usado? Hay muchos usos, como hacer jabón y velas, engrasar bisagras, untar moldes, proteger muebles, hacer pastas exfoliantes, obtener cremas hidratantes y fabricar biocombustibles.

Efectos causados por el aceite usado

Mucha gente no es consciente de que incluso pequeñas cantidades de aceite de freír pueden causar problemas en los desagües y en las plantas de reciclaje y contribuir a un aumento de las plagas.

Se calcula que en España se tiran por el desagüe 120 millones de litros de aceite, es decir, dos tercios de todo el que se consume.

La mayoría de la gente no es consciente del problema. La razón es que los días de la gran freidora doméstica han pasado y hoy en día utilizamos cada vez menos aceite en nuestras planchas para nuestras dietas. Sin embargo, el resultado es el mismo. La cantidad total de aceite que se tirará por el fregadero de todos los hogares españoles, según el Ministerio de Medio Ambiente, ascenderá a 120 millones de litros, lo que supone dos tercios del consumo total, que es de unos 180 millones, o unos cuatro litros por persona.

Estos se envían a la red de alcantarillado público y desde allí, si no se mezcla con el exceso de jabón espumoso y obstruyen las tuberías, se envían a la depuradora donde se infiltran en varias estructuras y su limpieza es regularmente costosa. Si se queda en las tuberías de su casa, los grumos endurecidos se convierten en un sabroso alimento para las cucarachas y otros insectos que trepan por los desagües y provocan plagas.

¿Cómo reciclar el aceite usado de la freidora? 9 ideas caseras para reutilizarlo

Hay leyes que impulsan a la gente a reciclar su aceite, aunque sea difícil hacerlo en pequeñas cantidades. Normalmente, habría que recogerlo en una botella y llevarlo a un punto limpio, pero es un camino largo, sobre todo en las zonas urbanas. ¿Existe una forma alternativa de deshacerse del aceite usado sin tener que conducir cuando hay poco tiempo? Sí, hay algunos. En este artículo encontrarás 9 Ideas para reutilizar el aceite usado de la freidora en casa.

1. Hacer jabón

Ya hemos visto en este artículo cómo hacer jabón con aceite, bicarbonato de sodio, agua y varios aceites esenciales para la fragancia. En este proceso, el aceite usado, si contiene partículas, debe filtrarse primero. Puedes hacerlo con un embudo y un colador fino que recoja los sólidos.

Se trata de un proceso sencillo, pero existe el riesgo de que la sosa cáustica salpique, por lo que hay que llevar guantes de limpieza y gafas de seguridad. También te pedimos que tengas paciencia porque el jabón tarda aproximadamente un mes en secarse, pero siempre te proporcionarás un jabón que puede utilizarse para múltiples fines, desde el lavado de la ropa hasta el uso en las manos.

2. Fabricación de velas

Prepara una bonita botella que sirva de recipiente para la vela. Para la base de la mecha, utiliza un trozo de hilo de algodón que sea unos 10 centímetros más alto que la altura del recipiente. También puedes añadir unas gotas de un aceite esencial con un aroma agradable, como el aceite de sándalo.

Envuelve el alambre en una espiral para crear una base, y luego une la parte inferior del hilo de algodón a ella. Coloca la vela en el tarro de tu elección, en el centro, dejando que el exceso de hilo sobresalga del tarro o botella. A continuación, llena el tarro con aceite usado filtrado y añade una gota de aceite aromatizante.

3. Engrasar las bisagras

Todos los tipos de bisagras, pivotes y juntas necesitan un toque de grasa en algún momento para reducir la fricción entre los componentes. Las puertas que están expuestas a un exceso de aire o humedad, las cerraduras que se atascan, etc., necesitan ser engrasadas. Aplica siempre una jeringa de aceite de freidora bien filtrado en estas zonas y funcionará perfectamente, aunque es menos duradero que el aceite mineral.

4. Untar moldes

Si no has usado demasiadas veces el aceite en tu freidora, puedes usarlo para untar los moldes cuando quieras hacer pasteles o galletas. De esta manera, podrá sacar fácilmente tus piezas del molde después de que pasen por el horno. No olvides filtrar siempre el aceite usado.

5. Proteger tus muebles

El aceite de fritura filtrado es estupendo para proteger la madera tanto en el interior como en el exterior, pero es más recomendable en el segundo caso por su fuerte aroma, sobre todo si se trata de aceite de oliva. Basta con aplicarlo con un pincel o brocha sobre la superficie del mueble o la puerta (es importante que no esté pintada), para que el aceite cubra los poros. También añade un brillo extra. En el caso de los muebles de exterior y jardín, se recomienda hacerlo cada seis meses, ya que el sol daña la madera más que la lluvia.

6. Hacer una pasta exfoliante.

Para hacer un exfoliante corporal, basta con utilizar café molido, pero también es útil mezclarlo con aceite. Estos dos elementos se pueden mezclar para hacer una pasta semisólida, que luego se puede frotar en el cuerpo y la cara para eliminar las células muertas de la piel. A continuación, retira la pasta con agua y jabón y aplica una crema hidratante.

7. Hacer una crema hidratante.

Necesitarás unas láminas de cera de abeja, un recipiente y un poco de aceite bien filtrado y reposado. Pon la lámina de cera finamente picada en el frasco y colócala en un baño de agua caliente para derretir la cera. Una vez que la cera alcance su punto de fusión, vierte lentamente el aceite y bate para emulsionarlo.

Cuando el tarro esté lleno, retíralo del baño de agua y colócalo en el refrigerador para que se enfríe. Ahora tienes una crema para aplicar. Dependiendo de la proporción entre la cera de abeja y el aceite, tendrá una crema más o menos espesa.

8. Fabricar biocombustible.

Además de hacer jabón, también puedes ponerte en contacto con una empresa de biocombustibles. Suelen tomar el aceite usado y convertirlo en un combustible útil para el transporte.

También hay empresas que convierten el aceite de fritura en bioplástico natural.

9. Solidificar el aceite.

Algunos supermercados venden productos que, mezclados con aceite, se vuelven sólidos. Esto te permite deshacerse del producto de una manera respetuosa con el medio ambiente. Y lo que es más importante, puedes reciclar o reutilizar el producto más adelante si lo almacenas de forma segura. Algunas de las marcas que venden este producto son Sole Frito, Solidoil y Solid-i-friet.

Conclusión final

A menudo hemos hablado de las propiedades y la importancia del aceite reciclado. ¿Pero qué pasa con el reciclaje y la reutilización?

En primer lugar, el reciclaje del aceite reduce el riesgo de contaminación del agua por esta sustancia grasa. Además, gran parte del aceite usado se recicla para fabricar biodiésel, que se obtiene a partir de grasas y aceites animales menos perjudiciales para el medio ambiente que otros combustibles derivados del petróleo.

Ahora que sabes cómo reciclar el aceite usado, ¿no te gustaría utilizar las técnicas descritas en las líneas anteriores? Una vez más hemos visto que es posible desarrollar hábitos en casa que eviten la contaminación y fomenten la producción de biocombustibles. ¡¡Este reto es de todos!!

Entradas relacionadas

Deja un comentario