¿Por qué salta el termostato de seguridad de una freidora? Guía para poder repararlo.

¿Por qué salta el termostato de seguridad de una freidora? Esto generalmente se debe a que el termostato de trabajo no deja de calentar, permanece conectado y la temperatura sube, provocando un salto en el termostato de seguridad. El termostato de seguridad que se ha disparado varias veces debe ser reemplazado porque pierde su punto de regulación.

Saber cómo reparar el termostato de una freidora eléctrica puede ahorrarte dinero en la compra de otro producto. Además, en la mayoría de los casos, se trata de un problema menor que no lleva mucho tiempo arreglar y que se puede reparar con las herramientas que tienes en tu casa. Ahora es el momento de recuperar el aparato y darle una segunda oportunidad para que funcione durante más tiempo en perfectas condiciones.

¿Cómo reparar el termostato de una freidora?

Abre la tapa protectora de seguridad con un destornillador y comprueba los cables que van al interruptor de seguridad y al termostato.

Tienes que saber que los cables del termostato pueden ser reemplazados o conectados (hay dos cables que deben estar por separado en el termostato). Si no tienes cables adicionales, puedes conectarlos cortando uno de los dos cables para formar un puente.

Una vez hecho esto, puedes utilizar un multímetro, que es un dispositivo de medición que detecta los cambios eléctricos. Suele tener dos clavijas metálicas que hacen contacto con los cables del termostato y del interruptor para comprobar la corriente.

Si el multímetro hace ruido, significa que hay corriente en el interruptor y el termostato. Si el termostato no hace ruido, sustitúyalo por otro o puentee el cableado.

¿Cómo cambiar el termostato de una freidora?

Antes de trabajar en tu freidora eléctrica, debes drenar el aceite. Espera a que el aceite se haya enfriado. Desenchufa la freidora eléctrica de la toma de corriente. Coloca el aceite en un recipiente y déjalo ahí. Ahora pon la freidora eléctrica de lado y coloca la parte superior abierta sobre el fregadero y coloca el recipiente debajo en el fregadero. Asegúrate de que la mayor parte del aceite restante se drena. Limpia el interior de la freidora con papel de cocina, no podrás eliminar todo el aceite, pero sí la mayor parte.

Extiende varias capas de papel de periódico en la encimera y coloca la freidora eléctrica boca abajo sobre papel de periódico. Esto evitará que el aceite se pegue a la superficie de trabajo. Debajo de la base, verás una torta de goma sujeta por un tornillo. Al quitar estos tornillos y pies se quitará la base de la freidora eléctrica y se expondrá el cableado eléctrico del interior.

Localiza el termostato. Se sujeta con una tuerca y tiene dos cables conectados. En primer lugar, desenrosca los cables y sepáralos del termostato. A continuación, coloca una llave ajustable en la tuerca que sujeta el termostato en su lugar y retira el termostato. Instala el nuevo termostato y aprieta la tuerca para asegurarlo. Vuelve a conectar el cableado, monta de nuevo la freidora eléctrica y llénala de aceite.

¿Cómo arreglar el termostato de una freidora?

Para sustituir el termostato, tendrás que conseguir el mismo modelo que el termostato de la freidora. Algunos modelos tienen tres hilos en el cable de alimentación: azul, negro y bicolor.

  • Los dos colores deben ir a la carcasa de la freidora y a los terminales del termostato.
  • El azul debe ir al terminal de la resistencia.
  • El cable negro debe ir a los terminales del termostato y de la resistencia.

La sustitución correcta del termostato es esencial para el éxito de la reparación de la freidora eléctrica. Esto le dará una nueva oportunidad a tu unidad y te ahorrará el coste de comprar una nueva. Si quiere saber más sobre los termostatos, ve este vídeo.

Si la sustitución del termostato no mejora el funcionamiento de tu freidora eléctrica, será necesario sustituir la resistencia. Abre la unidad como se muestra en la imagen anterior y localiza la resistencia. Desconecta los cables conectados al elemento y afloja y retira el cuerpo del elemento. Fija el nuevo elemento en su lugar, conecta el cableado y monta la freidora.

¿Cómo comprobar y arreglar la resistencia de la freidora?

Si hay un problema con la resistencia, hay que comprobar que el interruptor de seguridad está activado. Normalmente se encuentra en una parte oculta de la unidad, por lo que tendrás que desmontar y retirar la resistencia para asegurarte de que el interruptor está en la posición correcta.

Después, puedes abrir la caja con un destornillador. A continuación, al igual que en el paso anterior, utiliza un multímetro para comprobar si fluye corriente hacia todos los componentes. En el próximo vídeo, verás muchas más especificaciones del interruptor y de la resistencia de la freidora.

Otra forma de comprobar la resistencia es poner una luz en cada extremo de las conexiones de la resistencia. Si esta se enciende y se apaga, entonces la resistencia funcionará. A continuación, coloca un fusible térmico para crear un puente que haga contacto con el cableado del termostato y genere suficiente energía para que la freidora pueda calentar el aceite con éxito.

Cosas a tener en cuenta.

Hay que dejar claro que el método de reparación de un termostato de una freidora eléctrica requiere de mucho cuidado para no dañar la unidad. Estos consejos se te proporcionan sólo como una guía. Si no tienes éxito en ninguno de estos casos, es aconsejable que consultes a un experto.

Deja un comentario