¿Cuándo cambiar el aceite de la freidora?

La freidora es uno de los electrodomésticos más utilizados en todos los hogares, pero poca gente sabe cómo cuidarla correctamente. No cambiar el aceite a tiempo o no limpiar bien la freidora no sólo puede comprometer el aceite y el sabor de los alimentos fritos, sino también la seguridad alimentaria.

La fritura expone el aceite a altas temperaturas, lo que cambia su composición y puede acabar deteriorándolo. Esto no significa que tengas que utilizar aceite nuevo cada vez que frías algo. Sin embargo, es importante determinar cuándo el aceite ha llegado al final de su vida útil y debe ser desechado.

¿Cuándo cambiar el aceite de la freidora?

Estas son algunas de las razones por las que debe saber cuándo es el momento de cambiar el aceite de su freidora.

  1. El aceite tiene un color demasiado oscuro.
  2. Burbujea excesivamente al freír y produce un exceso de espuma.
  3. Está viscoso cuando no está caliente.
  4. Tiene un olor desagradable.
  5. Humea demasiado rápido.

¿Qué pasa si se reutiliza el aceite de freír en la freidora?

Hay tres razones por las que no se debe reutilizar el aceite más de lo necesario para freír: la formación de compuestos tóxicos, la reducción de la eficacia y el aumento del riesgo de ingerir subproductos contaminados. Puedes pensar que estás ahorrando dinero, pero en realidad no lo está haciendo, y estás arriesgando tu salud y la de los tuyos.

Estas tres razones se explican con más detalle a continuación…

1. La fritura produce sustancias nocivas.

Como ya se ha dicho, el aceite es un organismo vivo, y cuando la temperatura aumenta, se descompone y los ácidos grasos reaccionan con el oxígeno y los componentes de los alimentos fritos, o se combinan para formar largos polímeros, que son compuestos muy dañinos. El primer tipo son los radicales libres, que se forman por la ruptura de dobles enlaces en los ácidos grasos.

Estos radicales son enlaces abiertos que ejercen un gran poder de oxidación sobre las sustancias y aumentan el riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas y problemas del sistema inmunitario. Otro subproducto del aumento de la temperatura por encima de los 100 °C es la acrilamida, que se produce principalmente al freír alimentos que contienen azúcar y pocas proteínas.

Por último, no se puede negar que algunos ácidos grasos pueden convertirse en ácidos grasos trans por hidrogenación de los dobles enlaces de las cadenas de carbono insaturadas. Los ácidos grasos trans ya no pueden añadirse a los alimentos industriales en Estados Unidos por sus efectos sobre el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y la mayoría de las empresas en Europa no los utilizan.

Todos estos procesos ocurren a temperaturas entre 100°C y 180°C, y la desnaturalización del aceite se acelera por encima de esta última temperatura. Si se fríe en una sartén sin calor, lo normal es que la temperatura supere los 180°C, por lo que hay que pensar en tirar el aceite que se utiliza. El aceite de oliva, por su parte, es el que tiene mayor cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico, lo que lo convierte en el aceite menos desnaturalizante.

2. El aceite se vuelve menos eficiente

Debido a la desnaturalización, el aceite reutilizado pierde sus propiedades hidratantes que impiden que los alimentos se sequen durante la cocción, lo que da lugar a una mala calidad de los alimentos fritos, que se nota en la textura y el sabor del producto cocinado.

3. Existe un mayor riesgo de ingerir subproductos contaminados.

El aceite reutilizado, en cambio, penetra más en la nueva fritura, haciéndola más grasa y permitiendo que los polímeros y compuestos tóxicos entren más fácilmente en el producto consumido y en nuestro cuerpo. Con cada reutilización, aumenta el número de compuestos tóxicos y la velocidad de penetración en el alimento, haciéndolo más contaminado.

¿Cuándo puedo reutilizar el aceite de mi freidora?

El cambio de aceite forma parte del mantenimiento del aparato y debes tener en cuenta, en función de varios factores, tanto los ingredientes que se van a freír como el número de veces que se ha utilizado el aceite para freír.

Normalmente, cuando se fríen verduras o patatas, no se añade más grasa o aceite a este aceite. Sin embargo, estos alimentos tienen un alto contenido de agua que puede acelerar el proceso de hidrólisis. Esto significa que hay más agua y humedad en el aceite, lo que aumenta la acidez. La carne y el pan rallado son más propensos a estropear el aceite debido a la presencia de otras grasas y aceites, y en el caso del pescado, el mayor contenido de aceite puede afectar fácilmente a su sabor y olor.

¿Cuántas veces puedo reutilizar el aceite de girasol o de oliva para freír? Para determinar si es el momento de cambiar el aceite de su freidora, debes tener en cuenta los siguientes factores

– El color del aceite es más oscuro, lo que indica que está sucio.

– El aceite echa humo antes de lo esperado.

– No queda mucho petróleo.

– El olor me molesta porque lo freí antes.

Pero, ¿cada cuánto debo cambiar el aceite de la freidora? En algunos casos, el cambio de aceite puede ser subjetivo: algunos lo usan una sola vez y lo tiran, otros lo fríen dos, tres o cuatro veces y luego lo tiran. Es mejor utilizar el mismo aceite para el menor número de frituras posible, porque se deteriora con el tiempo. Por esta razón, se recomienda cambiar el aceite después de dos o cuatro usos.

¿Cómo hacer que el aceite dure más tiempo?

Si quieres que tu aceite dure más tiempo, es importante que sigas estos consejos.

  1. No calientes el aceite más de lo necesario.
  2. No esperes a que el aceite se enfríe entre frituras.
  3. Almacénalo lejos de la luz y el calor.
  4. Cuela y filtra el aceite cada vez que lo uses.
  5. Mantenlo bien cerrado cuando no lo utilices, ya que se oxida si se expone al aire.
  6. Ten cuidado al freír pescado u otros alimentos con sabores fuertes. La comida dejará un sabor en el aceite que sin duda se trasladará a la siguiente fritura.
  7. No frías alimentos muy acuosos o recién lavados. Escurre bien los alimentos porque la humedad puede deteriorar considerablemente el aceite de la freidora y también puede provocar accidentes si salpica.
  8. No añadas aceite nuevo al aceite usado. Esto no ayudará a regenerar el aceite de la freidora y, por el contrario, hará que este se deteriore.
  9. No mezcles diferentes tipos.
  10. Limpia bien la freidora antes de cambiar el aceite para eliminar cualquier residuo que pueda dañar al nuevo.
  11. Asegúrate de que no se vuelve marrón.
  12. Utiliza aceite de oliva. El aceite de girasol no es malo para freír alimentos, pero el aceite de oliva puede soportar temperaturas más altas.

¿Cuántas veces se puede utilizar el aceite de freír de la freidora?

Siempre que el aceite sea de buena calidad, antiadherente, filtrado y la freidora esté tapada (para evitar la luz y el oxígeno), durará varios ciclos de fritura. Dependiendo del tipo de fritura, se recomienda cambiar el aceite cada 2-4 usos.

¿Cómo cambiar el aceite de la freidora?

Para limpiar y cambiar el aceite de tu freidora, basta con apagar el aparato y reciclar el aceite vaciándolo en una botella o recipiente de vidrio. A continuación, retira con cuidado cualquier resto de comida que quede en la freidora, añade agua y unas gotas de jabón para lavavajillas y hierve durante 10 minutos para eliminar la suciedad. Después, aclara bien la freidora con un paño suave o estropajo suave.

Sin embargo, si quiere saber cómo limpiar y reutilizar el aceite de su freidora, lo mejor es filtrar el aceite a través de un colador fino.

Conclusión final

No calientes el aceite más de lo necesario para evitar su deterioro y los efectos negativos sobre la salud.

Siempre que frías algo en tu freidora, se recomienda filtrar el aceite después de freír para eliminar los residuos de la fritura. Los residuos de la fritura aceleran el deterioro del aceite.

Los alimentos con mucha agua o los que acaban de ser lavados deben secarse bien antes de freírlos. Esto se debe a que la humedad no sólo contribuye al deterioro del aceite, sino que también hace que el aceite rebote mucho. Esto puede causar pequeñas quemaduras en la piel.

Si fríes pescado en una freidora, la próxima vez que utilices la freidora sin cambiar el aceite, a partir de ese momento, sólo debes usarla para freír pescado. Si comes esta comida, lo siguiente que fríes olerá a pescado.

Cuando dejes de utilizar la freidora, asegúrate de cubrirla con una tapa para que el aceite no quede expuesto al aire, ya que esto aumentará la oxidación del aceite. Otra razón es que los insectos no deseados, el polvo y otras partículas pueden caen constantemente en tu freidora.

Deja un comentario