Cómo limpiar una freidora eléctrica con grasa incrustada

Saber cómo limpiar una freidora no es complicado, pero es tan importante como mantener limpias las ollas y sartenes. Con un cuidado adecuado, podrás disfrutar de tus platos fritos mucho más gracias a una freidora que marcha perfectamente.

 Tener una freidora industrial sucia no es saludable pues perjudica a la calidad de la comida, además de repercutir de forma negativa en la vida útil de nuestro pequeño electrodoméstico.

¿Cómo limpiar una freidora eléctrica?

Que necesito para limpiar la freidora y evitar que los alimentos se echen a perder.

Es necesario que hayas desenchufado la freidora y que esperes a que se haya enfriado antes de empezar a limpiarla. Precisarás estos utensilios para limpiar la freidora:

  • Guantes
  • Lavaplatos
  • Vinagre
  • Bayeta o trapo
  • Papel de cocina

Sigue estos pasos para saber cómo limpiar el aceite de tu freidora.

Puedes pensar que limpiar la freidora es complicado y tedioso, pero no tiene por qué ser así. Sigue estos pasos y pronto podrás convertir una freidora sucia en un dispositivo nuevo:

  1. Debes quitar todo el aceite, si no sabes dónde poner el aceite usado, puedes guardarlo en una botella y luego sacarlo. Para retirar totalmente el aceite que logre quedar, ayúdate con papel de cocina pasándolo por todo el envase.
  2. Desarma la canasta y colócala en el lavavajillas o en un cubo con un poco de jabón y vinagre. Recuerda, la freidora no es solo lo que necesita eliminar la grasa, también hay que limpiar profundamente la cocina.
  3. Si tu freidora no deja sacar la cesta, introdúcela en agua caliente (no ha de estar hirviendo) con jabón (usa el lavavajillas que tengas en el hogar) y algo de vinagre.
  4. Pasados diez minutos la grasa se va a haber ablandado y va a salir mucho más fácil. Ten en cuenta que tardarás en torno a 30 minutos en limpiarla.
  5. Emplea una bayeta o trapo (nada que logre rayar las superficies) y friega la freidora. Te aconsejamos que lo hagas de lado a lado y que te cerciores que todo queda limpio. En áreas con mucha grasa, usa más lavavajillas y aplica algo más de presión.
  6. Si tu freidora no tiene la canastilla extraíble, tras haberla dejado en agua caliente al lado del jabón y el vinagre, tira el agua y friégala delicadamente con la gamuza, llénala con agua y vacíala hasta el momento en que el agua salga limpia y no quede grasa.
  7. Para adecentar el exterior de la freidora, con una bayeta de microfibra y lavaplatos va a ser suficiente, a menos de que esté muy sucia. Puedes utilizar un producto más especial para la grasa o poner algo de vinagre en la gamuza y frotar.
  8. Por último, debes secar la freidora, puedes hacerlo con algún trapo limpio o papel de cocina. Realiza esta limpieza cada cierto tiempo, con esto contribuirás a que la grasa no se adhiera y sea difícil de sacar más adelante.

¿Cómo limpiar grasa incrustada en freidora?

Va a haber zonas de la freidora en las que la grasa se ha adherido más y es muy difícil de limpiar completamente, para estas zonas puedes emplear bicarbonato mezclado con un poco de agua y echarlo en una bayeta suave, dejarlo dos minutos y frotar. Notarás que esa grasa desagradable se desprende fácilmente.

 Si no tienes bicarbonato, emplea una espátula (de plástico) para sacar la grasa pegada y no dañar la freidora.

También te puede interesar

¿Cuándo hay que limpiar la freidora?

 Si usamos la freidora con cierta frecuencia, lo ideal es que mudes el aceite cada dos o tres usos. En todo caso, hay otras señales que nos indican que es el momento de modificarlo, como ver que el aceite ha perdido su color dorado y que está oscuro o tiene un olor desagradable, además de que hay restos de alimentos en el fondo de la freidora. Si se da alguno de estos casos llegó el momento de limpiar la freidora.

Es muy importante que cuando hayamos empezado a limpiar una freidora esté desconectada y el aceite frío.

Vinagre y bicarbonato: dos grandes remedios caseros para la limpieza de tu freidora

El vinagre y el bicarbonato de sodio son útiles para limpiar una freidora. Por sus propiedades ayudan a eliminar los residuos grasos.

Vinagre y bicarbonato: dos grandes remedios caseros para la limpieza de tu freidora

El vinagre es un gran remedio para limpiar una freidora. El proceso es sencillo. Llenas la freidora con un tazón de vinagre y agua. Ahora, cubres con la tapa y enciendes la freidora hasta que la mezcla hierva. Dejas hervir a lo largo de aproximadamente diez minutos o más si está muy sucia.

Después suprime toda el agua y elimina la grasa que sobra con el apoyo de un paño limpio y suave. Finalmente, aclara con abundante agua y seca bien con un paño limpio y seco.

El bicarbonato también funciona realmente bien en el momento de eliminar la grasa del interior de la freidora. Para esto debes hacer una pasta mezclando el bicarbonato con agua, y aplicarla en las zonas más descuidadas. Entonces frotas con un cepillo de dientes despacio y para terminar aclaras con agua y secas con un paño limpio.

Puedes ver más trucos caseros para limpiar una freidora aquí.

Consejos para limpiar una freidora eléctrica

En el análisis de cómo limpiar una freidora eléctrica hay algunas sugerencias que vas a deber tomar en cuenta antes y después de llevarlo a cabo. ¿Cuáles son?

Consejos para limpiar una freidora
  1. Guarda las instrucciones del electrodoméstico en un sitio seguro y léelas. Al comprar una freidora eléctrica siempre recibes un manual de normas. Es tu mejor amigo no solo en el momento de limpiarla sino más bien durante la vida útil de tu freidora, así que consérvalo junto a ti y lee sus instrucciones y peculiaridades.
  2. No debes utilizar líquidos corrosivos para limpiar la freidora, es importante que lo recuerdes. Muchos tienen la posibilidad de recomendarte ácidos u otros artículos que tienen la posibilidad de dañar la composición de la freidora y su funcionamiento, conque no lo hagas.
  3. Jamás sumerjas en agua la freidora. Es vital para mantenerla en buen estado. Varias personas creen que las freidoras eléctricas pequeñas tienen la posibilidad de ser sumergidas en agua para limpiarlas mejor, pero esto solo generará daños en los mecanismos interiores del aparato.
  4. Para las freidoras que están muy sucias con grasa incrustada resultan útiles los limpiadores de horno. Sin embargo, ten precaución al colocar estos productos químicos fuertes en la freidora, enjuaga intensamente para asegurarte de que no hay productos químicos que se transmiten al aceite de cocina.
  5. Si las manchas de aceite son viejas y muy difíciles de sacar, tienes la posibilidad de volverlas “frescas” nuevamente al rociarlas con desengrasante. Una vez más, ten un cuidado particular en lavar y enjuagar la freidora a fondo, para garantizar que todos y cada uno de los residuos se eliminan antes de su empleo.
  6. El vinagre es otro aditivo que se puede emplear con agua para eliminar el resto pegajoso. Mézclalo con agua caliente y humecta un cepillo para aplicarlo en las superficies. Enjuaga en el momento en que hayas terminado. Impide que los componentes eléctricos se mojen, aunque a veces sucede.
  7. Para cerciorarte de que la freidora no se estropea, permite que el agua se seque completamente antes de conectar la freidora nuevamente. En la mayor parte de las situaciones, una vez que el agua se seca, la freidora volverá a funcionar bien.

Conclusión final

Ya conoces cómo limpiar una freidora y eliminar esa horrible grasa adherida de tu freidora y dejarla como novedosa, pero no olvides que todos los electrodomésticos y unas partes de tu cocina y casa precisan una limpieza a fondo cada cierto tiempo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario